Descubra los peces de acuario de agua dulce más bonitos

Hoy vamos a hablar de la belleza que esconden las aguas dulces. Bajo los ríos, lagos y arroyos de gran parte del mundo se encuentra un mundo lleno de vida, colores y diseños únicos. ¿Sabía que muchos de ellos se hallan en acuarios para mostrar su belleza a los visitantes? A continuación, le dejamos una recopilación con algunos de los peces de acuario de agua dulce más bonitos del mundo.

Pez ángel (Pterophyllum scalare)

Este pez, originario de los ríos y lagos de la cuenca del Amazonas, es una de las especies de peces tropicales más populares en el mundo de la acuariofilia. Llama la atención por su cuerpo aplanado lateralmente y su peculiar forma triangular debida a sus largas aletas, que le hacen fácilmente reconocible. Sus colores y patrones pueden variar mucho, presentando algunos franjas verticales negras y otros diseños moteados. 

También conocido como “escalar”, el pez ángel (Pterophyllum scalare) debe su nombre a los suaves y elegantes movimientos que realiza al nadar. Al ser un pez pacífico, puede convivir en armonía con otros peces y suele desplazarse conjuntamente con otros miembros de su especie.

Pez betta (Betta splendens)

El pez betta (Betta splendens) es conocido también por el nombre de “luchador de Siam” o “pez combatiente” debido a su naturaleza violenta. Los machos suelen ser agresivos entre sí, llegando a atacarse y destrozar sus aletas. Sin embargo, con los ejemplares hembra son mucho más pacíficos. 

Esta especie es originaria del Sudeste Asiático, concretamente de la cuenca del Mekong, que atraviesa los países de China, Tailandia, Camboya, Laos, Vietnam y Myanmar. Vive principalmente en aguas cálidas estancadas como campos de arroz y estanques. 

Si hay algo característico de este animal son sus aletas, largas y flexibles, que parecen cabellos. Su tipo y colores varían mucho debido a la cría selectiva, pero suelen ir desde brillantes rojos a intensos azules. Además, se trata de un pez pequeño, ya que no suele superar los seis centímetros. Es considerado por muchos como uno de los peces de agua dulce más elegantes de todos.

Pez guppy (Poecilia reticulata)

Sin duda, el número uno de peces de agua dulce para acuarios es el pez guppy (Poecilia reticulata), debido a su pequeño tamaño y a que es muy fácil de mantener y se lleva bien con otras especies. Este grácil pez se caracteriza por su aleta caudal con forma de abanico que se agita en rápidos movimientos.

Además, sus colores son de lo más llamativos y variados. En este caso, la hembra es más grande que el macho.  Esta especie es originaria de Sudamérica y está presente en los ríos y lagos de países como Venezuela y Perú, pero también en las Antillas como Trinidad o Barbados. 

Pez disco (Symphysodon)

Considerado por muchos como el rey de los acuarios, el pez disco (Symphysodon) es uno de los peces de acuario de agua dulce más sorprendentes y codiciados. La belleza de sus colores, que abarca desde brillantes azules y fucsias, hasta intensos amarillos y rojos, llama la atención de cualquiera.  

Dispone de nueve bandas negras -en algunos ejemplares más visibles que en otros- que atraviesan su cuerpo en sentido vertical y, más allá de suponer una bonita decoración, determinan el estado de ánimo o el nivel de estrés que está sufriendo. Este pez es exigente en cuanto a la calidad del agua y a la alimentación, ya que es propenso a contraer infecciones. 

Pez tetra neón (Paracheirodon innesi)

Otra especie de acuario especialmente demandada por su colorido es el pez tetra neón (Paracheirodon innesi). Es uno de los peces de acuario más pequeños que existen, ya que mide tan solo 3 o 4 centímetros, pero debido a sus brillantes franjas de colores rojo y azul eléctrico destaca entre otras muchas especies. De hecho, su nombre hace referencia a los destellos de sus colores, similares a las luces de neón. Se sabe que es capaz de cambiar la intensidad de su coloración dependiendo de la opacidad del agua. 

Esta especie es especialmente resistente y despierta. Prefiere aguas blandas, aunque también puede vivir en aguas más cristalinas. Además, se siente más cómodo rodeado de plantas densas y no muy altas.  Por otro lado, es muy sociable y pacífico. Siempre se desplaza junto con otros miembros de su especie, ya que es un pez cardumen. Es también originario de los ríos y lagos de Sudamérica.

Pez dorado común (Carassius auratus)

El pez dorado (Carassius auratus) es un miembro relativamente pequeño de la familia de las carpas, por lo que también es conocido como carpín dorado o carpa dorada. Fue uno de los primeros peces domesticados por el hombre, principalmente en China, donde se usaba para consumo humano y, posteriormente, se popularizó para criar en estanques y jardines acuáticos. Es, posiblemente, el pez más vendido y popular, ya que se encuentra en la mayoría de acuarios del mundo.

Pez gurami enano (Thrichogaster lalius)

Uno de los peces más tranquilos y atractivos para un acuario es, sin duda, el pez gurami enano (Thrichogaster lalius), también llamado colisa laila. Esta especie suele nadar cerca de la superficie, deslizándose entre plantas altas o que, directamente, floten. Los peces son pacíficos y, en ocasiones, bastante tímidos, sobre todo cuando se encuentran cerca de otros más rápidos o activos. 

Poseen un cuerpo aplanado lateralmente y cuadrangular con un gran despliegue de colores. Como bien dice su nombre, su tamaño es muy reducido en comparación a otras especies de gurami, midiendo tan solo unos seis centímetros. Son peces de comportamiento solitario.

Pez platy (Xiphophorus maculatus)

Los peces platy (Xiphophorus maculatus) son muy vistosos por su variedad de colores que presentan y que van, desde el rojo y amarillo, hasta el azul o verde. Aunque su cuerpo es alargado, cuentan con un vientre un poco más convexo. Generalmente, viven en aguas de las zonas tropicales y subtropicales de América con mucha vegetación donde se puedan refugiar. 

Además, son muy sociables y pacíficos, por lo que son peces ideales para un acuario en el que conviven distintas especies. Como curiosidad, es un pez ovovivíparo, lo que quiere decir que los huevos permanecen en el interior de la hembra hasta que eclosionan, cuando salen al exterior.

Pez ramirezi (Mikrogeophagus ramirezi)

Otra de las especies más habituales de peces de acuario de agua dulce es el pez ramirezi (Mikrogeophagus ramirezi). Se trata de una especie muy tranquila, aunque también territorial. Viven en parejas y ambos se ocupan del cuidado de las crías. 

Lo más llamativo son sus reflejos azules moteados que destacan sobre su fondo amarillo con manchas negras. En el caso de los machos, el colorido que presenta es mucho más intenso que el de las hembras, así como su tamaño mayor. Esta especie proviene de las aguas del río Orinoco, entre Colombia y Venezuela. 

Pez cíclido convicto (Amatitlania nigrofasciata)

El pez cíclido convicto (Amatitlania nigrofasciata) es especialmente territorial y agresivo durante la puesta de huevos. Sin embargo, gracias a los bajos requisitos de cuidado que exige y la resistencia que ofrece en diferentes condiciones de agua, se ha convertido en una especie muy popular entre los aficionados de la acuariofilia.  

También es conocido por el nombre de cíclido cebra, debido a su coloración grisácea con rayas negras similar al animal de la sabana africana. Son peces de mediano tamaño, ya que los machos pueden llegar a medir 15 centímetros. Provienen de las aguas dulces de América Central. 

Esta es una pequeña muestra de los peces de agua dulce para acuario más fascinantes del mundo. Además, en nuestro acuario tenemos algunos de los peces más bonitos del mundo marino como el pez payaso o el pez cirujano. ¡Visítenos y sorpréndase con la belleza de estas especies!

Escriba su comentario