El tiburón pintarroja, es una especie de elasmobranquio carcarriniforme de la familia Scyliorhinidae (que comprende más de 100 especies). Este escualo no suele alcanzar un gran tamaño, ya que normalmente no crece más allá de los 70 cm de longitud. De hecho, su cuerpo tiene una forma larga y estilizada, con un tono gris amarillento que se complementa con manchas negras o marrones en la parte superior y un color blanquecino en la zona ventral.

Pintarroja

Las 8 aletas de este tiburón pequeño no son muy grandes, éstas están situadas en el área pectoral, detrás de las aletas pélvicas, dos dorsales, así como otra detrás de la aleta anal y otra caudal asimétrica.

Su cabeza se caracteriza por estar aplanada y disponer de un hocico chato y redondeado. Sus ojos cuentan con una forma elíptica, lo que le da cierta similitud a los ojos de los gatos, provocando así que también sean conocidos como pez gato. Por otra parte, sus orificios nasales se conectan con el labio superior de su boca por unos finos surcos y a ello hay que sumarle 5 hendiduras branquiales.

Ejemplar joven de tiburón pintarroja

Hábitats

Este escualo vive en aguas poco profundas, sobre todo en fondos con fango, arena o grava, llegando hasta los 400 m de profundidad.

Su hábitat se distribuye por aguas frías y templadas desde el Atlántico nororiental de Noruega hasta la Costa de Marfil y Senegal, pasando por el mar mediterráneo en el que hay abundantes ejemplares.

Alimentación

Este tipo de pez gato tiene hábitos nocturnos de alimentación y  cuenta con numerosos dientes pluricúspides, ya que se alimenta de invertebrados como crustáceos, cefalópodos y moluscos marinos, así como de algunos peces.

Reproducción

Cuando comienza la época de reproducción, el tiburón pintarroja se acerca a aguas poco profundas para aparearse. Después, la hembra realiza el desove de hasta 100 huevos que se depositan a pares.

Huevos de tiburón pintarroja

Los huevos de tiburón pintarroja vienen recubiertos por una cápsula córnea translúcida, de color marrón y de forma rectangular, que incluye cuatro filamentos para poder fijarse al fondo marino. Los huevos pueden tardar de 5 a 11 meses para eclosionar y las crías suelen medir unos 10 cm al nacer.

Pesca y conservación

El tiburón pintarroja es uno de los ingredientes protagonistas de numerosos platos como el caldillo de pintarroja, adobos, guisos o también se usa para obtener pasta de pescado. Por ello, es muy común su pesca con técnicas como la de palangre, la de enmalle o la de fondo durante todo el año.

Tiburón pintarroja en Aquarium

En el Aquarium de Roquetas de Mar estamos de enhorabuena porque ya ha empezado la temporada de cría de las pintarrojas.

Si desea observar cómo se forman y crecen este tipo de escualos, acérquese a nuestra sala del mediterráneo en la que  podrá ver cómo evolucionan los peces dentro de los huevos. ¡No se los pierda!

Escriba su comentario