Existe una especie de tiburón capaz de remontar ríos y habitar en las aguas dulces de hasta cuatro continentes. Se trata del tiburón toro (Carcharhinus leucas), también conocido por los nombres de tiburón lamia, tiburón sarda o tiburón del río Zambeze. Su área de distribución geográfica es muy amplia, ya que se le puede encontrar en las costas del océano Atlántico, Índico y Pacífico, así como en los estuarios y ríos de muchos lugares del mundo, lo que le convierte en uno de los pocos tiburones de agua dulce.

A menudo es confundido con el Carcharias taurus, otra especie de escualo también llamado tiburón toro pero muy diferente, ya que pertenece al orden de los Lamniformes y está presente en el Mediterráneo.

Características del tiburón toro

Los tiburones toro tienen una imponente presencia. Suelen pesar entre 90 y 230 kilos, dependiendo del ejemplar, y es habitual que superen los tres metros de largo cuando son adultos. En cuanto a su aspecto, la parte superior de su cuerpo es de color gris y la inferior, de color blanco. 

Alimentación del tiburón toro

La dieta del Carcharhinus leucas se basa, principalmente, en peces y tiburones. También se pueden incluir tortugas, pájaros, delfines, crustáceos y mamíferos terrestres. Su táctica es cazar en aguas turbias para dificultar la visión de la presa y, posteriormente, golpearla y morderla al realizar el ataque.

Distribución del tiburón toro

Su área de distribución abarca grandes superficies de aguas tropicales y subtropicales del océano Índico, el océano Pacífico -desde las costas de Baja California (México) o Ecuador, hasta las de Australia y Nueva Zelanda-, así como el océano Atlántico – tanto en las costas africanas del Atlántico oriental, como en las del Atlántico occidental, incluyendo el mar Caribe y las costas de Estados Unidos.

Sin embargo, lo más sorprendente del tiburón toro es que es posible encontrarlo en ríos de muchas partes del mundo como el Amazonas (Brasil), el Zambeze (Zambia), el Misisipi (Estados Unidos) o el Ganges (India), así como en lagos de agua dulce como el de Cocibolca (Nicaragua) o en los canales de Tortuguero (Costa Rica). 

Curiosidades del tiburón toro

Como ya hemos mencionado, la característica que hace al tiburón toro diferente del resto de escualos es su capacidad para vivir en ríos de África, Australia, América y Asia.

Esta capacidad para vivir en agua dulce se debe a que los tiburones toro poseen una glándula especial en el riñón que les permite ajustarse gradualmente a la salinidad del agua. De este modo, logran vivir en aguas que, para el resto de tiburones, resultan letales. Comparte esta capacidad con otras especies de la familia Glyphis, presentes sobre todo en los ríos de Australia.

De esta manera, se convierte en un animal oceánico que remonta ríos e incluso vive en ellos. Se cree que lo hace con el objetivo de dar a luz a sus crías. Así, nacen en aguas poco profundas a salvo de posibles depredadores hasta que estén listas para la vida en el mar. 

Peligroso para el ser humano 

Debido a su habilidad para vivir en ríos y en aguas poco profundas, el tiburón sarda es considerado peligroso para el ser humano, aunque no alcanza la reputación de otros escualos como el tiburón blanco. 

Curiosamente, esta especie está catalogada como “casi amenazada” por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), debido, principalmente, a la pesca por la demanda de su piel, carne y aceite, así como por el agotamiento de sus recursos provocados por el hombre. 

Si quiere descubrir otras especies de escualos, en Aquarium Costa de Almería contamos con ejemplares de tiburón gris con los que, además, se pueden realizar inmersiones. ¡No se pierda vivir una experiencia inolvidable y conocer a otras muchas especies acuáticas!

Escriba su comentario